domingo, 7 de febrero de 2010

SAL, Y ENTRENA DURO


El texto que hoy traigo lo encontré en un folio pegado con celo en el vestuario del gimnasio donde practico kick-boxing. Me parece un sencilo manual para el perfecto resistente; conste de paso que creo en el Rigor y en el Castigo desde la más bella y lúcida Magnanimidad. Dios tiene perros de presa.
LEER ANTES DE ENTRENAR EN
ESTE GIMNASIO
El mundo no es un lugar bonito y lleno de color.
Es un lugar terrible.
Por muy duro que seas, es capaz de arrodillarte a golpes.
Y te mantiene ahí humillado si tu se lo permites.
Nadie golpea más duro que la vida.
No importa lo fuerte que puedas llegar a golpear, sino lo que puedan llegar a golpearte.
Y lo aguantas mientras avanzas.
Y cuando piensas que el castigo ha terminado y levantas la cabeza, todavía recibes una derecha en plena cara.
Y lo sigues aguantando mientras avanzas.
Soportar los golpes y avanzar, asi es como se gana.
Tu sabes lo que vales, asi es que sal y ve a por lo que te mereces.
Y no digas que no lo has conseguido por culpa de uno o de otro, eso es de cobardes.
Sal y entrena duro.
Viktor …

4 comentarios:

el zurdo dijo...

Tiene algo de samurai, ahora entiendo por qué Millán Astray quiso dar a conocer el Bushido para consolidar la entereza de la Legión y también que el zenmeister Rafa C fuese legionario antes que monje.

Supongo que en los vestuarios de gimnasios de fitness para pesebristas de los actuales poderes no se encuentran avisos así.

Limbo Piedra dijo...

Este gimnasio en el que entreno se llama Barbarian Gym, y ahora añado aquí otra de los textos que solemos comentar, a parte de asuntos familiares y próximos combates:

El águila, es el ave que posee la mayor longevidad de su especie. Llega a vivir 70 años

Pero para llegar a esa edad, a los 40 años de vida tiene que tomar una seria decisión.

Sus uñas curvas y flexibles, no consiguen agarrar a las presas de las que se alimenta.

A los 40 años: su pico alargado y punteagudo, también se curva.

Apuntando contra el pecho están las alas, envejecidas y pesadas por las gruesas plumas. ¡Volar es ahora muy difícil

Entonces el águila, tiene sólo dos alternativas: Morir o enfrentar un doloroso proceso de renovación que durará 150 días.

Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y refugiarse en un nido, próximo a una pared, donde no necesite volar.

Entonces, apenas encuentra ese lugar, el águila comienza a golpear con su pico la pared, hasta conseguir arrancárselo.

Apenas lo arranca, debe esperar a que nazca un nuevo pico con el cual después, va a arrancar sus viejas uñas.

Cuando las nuevas uñas comienzan a nacer, prosigue arrancando sus viejas plumas.

Y después de cinco meses, sale victoriosa para su famoso vuelo de renovación, y entonces dispone de otros 30 años de vida.

Maria dijo...

Maravillosos posts. Gracias por compartir.
Después de todo, parece que merece la pena seguir.
Besos

Limbo Piedra dijo...

"Nunca he visto a un ser salvaje compadecerse de sí mismo".
D.H.Lawrence.